lunes, 29 de diciembre de 2014

Comunicado

COMUNICADO DEL PARTIDO COMUNISTA
Ante el pedido del Fiscal Federal de Tucumán Carlos Brito, que, en consonancia con la querella consideró que hay pruebas suficientes para procesar al Jefe del Ejército, César Milani, por
encubrimiento y falsedad ideológica en el caso de desaparición forzada, crimen de lesa humanidad en perjuicio del conscripto Alberto Ledo, el Partido Comunista reafirma su total respaldo a lo actuado por las abogadas querellantes.
Nos manifestamos solidarios y acompañamos el pedido público de la familia y de la Doctora Maria Elisa Reynoso al Juez Federal Daniel Bejas para que éste haga lugar a la solicitud de citación a indagatoria y, consiguientemente, dicte la prisión preventiva contra el Teniente General César Milani.
Nos unimos a las expresiones de apoyo de los organismos de derechos humanos de La Rioja, la Asociación de Maestros y Profesores –entidad afiliada a la CTERA y la CTA- dirigida por Rogelio De Leonardi y del Partido Comunista de La Rioja, que históricamente acompañaron la lucha por Memoria, Verdad, Justicia e Identidad.
Entendemos que el gobierno nacional, que ha hecho de los Derechos Humanos una de sus banderas más notables, cosa que hemos valorado en todo momento, debería pasar a retiro inmediatamente al General Cesar Milani.

Secretariado Nacional del

Partido Comunista

domingo, 28 de diciembre de 2014

Un triunfo de la revolución

Un triunfo de la revolución
Patricio Echegaray

El anunciado retorno a las relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Cuba representa, en primera instancia, un triunfo del pueblo cubano y de la dirigencia revolucionaria encabezada por Fidel Castro, quienes lograron llegar a esta instancia sin claudicar en sus ideas.
La libertad de los tres héroes cubanos que permanecían injustamente detenidos por el imperio y el reconocimiento por parte del presidente Barack Obama del aislamiento internacional en que han caído los Estados Unidos por su política hacia la isla, y del estrepitoso fracaso de las políticas de bloqueo impuestas por el presidente John F. Kennedy en 1961, y que a lo largo de más de 50 años buscaron derribar la revolución, no pueden ser recibidos de otra forma.
Esto es también el resultado de la solidaridad internacional con la revolución cubana expresada en 23 votaciones de la Asamblea General de la ONU por aplastante mayoría; muestra también el peso de los avances logrados en la integración latinoamericana plasmadas en las posiciones tanto de las instituciones regionales como las de cada uno de los gobiernos. Un hecho a destacar en este sentido es la conformación de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), en el año 2010, sin la presencia de los Estados Unidos.
Es, a la vez un triunfo de las organizaciones populares de todo el mundo que nunca bajaron los brazos y lucharon sin descanso por la libertad de los cinco y el final del bloqueo.
No serán pocos los desafíos que el pueblo cubano deberá afrontar en esta nueva etapa, como bien dijo en su mensaje Raúl Castro: "esto no quiere decir que lo principal se haya resuelto. El bloqueo económico, comercial y financiero que provoca enormes daños humanos y económicos a nuestro país debe cesar”, agregando que se deberán “discutir y resolver las diferencias mediante negociaciones, sin renunciar a uno solo de nuestros principios".
Y es que más allá de reconocer el fracaso de sus políticas, el imperio no cejara en sus esfuerzos por encontrar nuevas formas de doblegar a Cuba, el gobierno estadounidense no ha levantado efectivamente el bloqueo, sino que el presidente Obama envió un proyecto al Congreso para poner fin a esta medida, lo que deberá ser resuelto por la mayoría republicana de la cual, algunos de sus más representativos personajes como Jeb Bush o el presidente de la Cámara de Representantes, John Boehmer ya han anticipado su repudio al proyecto.
Mientras tanto, Cuba continuara sin poder exportar o importar libremente productos y servicios hacia o desde los Estados Unidos, sin poder utilizar el dólar estadounidense en sus transacciones financieras internacionales o tener cuentas en esa moneda en bancos de terceros países, mientras Estados unidos mantiene su prerrogativa de sancionar a empresas extranjeras o países que negocien con Cuba como ha sucedido recientemente con el banco alemán Commerzbank, que fue multado por los EEUU en mil millones de dólares por realizar operaciones financieras con Cuba sin que la Unión Europea presentara una sola queja.
Pero que no todo cambie de un día para el otro no puede menoscabar el enorme triunfo que, como decíamos, representa lo sucedido el pasado 17 de diciembre de 2014 para la revolución cubana, estamos seguros que en esta nueva etapa que se abre, el pueblo cubano seguirá avanzando firmemente en el camino del socialismo y contará con toda la solidaridad internacional para lograr el definitivo levantamiento del bloqueo.
En las vísperas de un nuevo aniversario del triunfo de la revolución cubana no hay mejor noticia para los herederos de los luchadores de Sierra Maestra encabezados por Fidel Castro, que este paso fundamental en el logro de sus objetivos históricos.



miércoles, 17 de diciembre de 2014

Comunicado

El Partido Comunista de la Argentina saluda el logro de la larga lucha del pueblo y el gobierno cubano por romper el aislamiento ocasionado por el cruel bloqueo del gobierno de EEUU que lleva más de 50 años, y la libertad de los tres héroes cubanos que aún permanecían injustamente detenidos.
Esto es también el resultado de la solidaridad internacional con la revolución cubana expresada en repetidas votaciones de la Asamblea General de la ONU por aplastante mayoría; muestra también el peso de los avances logrados en la integración latinoamericana plasmadas en las posiciones tanto de las instituciones regionales como las de cada uno de los gobiernos.
Este  es también un triunfo de las organizaciones populares de todo el mundo que nunca bajaron los brazos y lucharon sin descanso por la libertad de los cinco y el final del bloqueo.
Estamos seguros que en esta nueva etapa que se abre, el pueblo cubano seguirá avanzando firmemente en el camino del socialismo y contará con toda la solidaridad internacional para lograr el definitivo levantamiento del bloqueo.
En las vísperas de un nuevo aniversario del triunfo de la revolución cubana no hay mejor noticia para los herederos de los luchadores de Sierra Maestra encabezados por Fidel Castro, que este paso fundamental en el logro de sus objetivos históricos.

Como decía el Che Guevara
HASTA LA VICTORIA SIEMPRE

Patricio Echegaray
Secretario General

Buenos Aires, 17 de diciembre del 2014

miércoles, 12 de noviembre de 2014

97 Aniversario de la Revolución Rusa

El martes 11 de noviembre se realizó en el Comité Central del Partido Comunista un acto/homenaje a la Revolución Rusa.
Compartimos la mesa con Atilio Boron y Beto Borro ante una concurrencia que desbordó el salón de actos de nuestro local. Comparto a continuación una trascripción de lo manifestado en el acto.


La Revolución Rusa y el mundo de hoy

Patricio Echegaray

A 97 años de la gloriosa Revolución Rusa, y más allá de las limitaciones y críticas que puedan hacerse al desarrollo de la misma, no quedan dudas que como realidad económica, social y cultural, sigue siendo un dato positivo para la humanidad.
Tras su caída, se abrió un periodo de unipolaridad estadounidense en el cual, la promesa de bienestar general con la que el capitalismo se expandió a todo el planeta luego de la caída de la experiencia soviética y la derrota del “enemigo rojo”, demostró en pocas décadas su total inviabilidad, la barbarie a la cual somete al mundo a través de la lógica de lucro sin límites, financiarización, militarización e individualismo que le dan razón de ser.
Hoy, la profundización de esta lógica tiene inmerso al capitalismo en la peor crisis de su historia, de carácter civilizatorio, sosteniéndose en su hegemonía militar, provocando una cantidad de guerras focalizadas y muertes a lo largo del planeta.
Vale recordar que en 1990, un grupo de Partidos Comunistas escribimos la Carta abierta a las fuerzas revolucionarias y progresistas, más conocida como la carta de los 5 en donde caracterizábamos que, a la crisis de alternativa producto de la debacle y caída de la URSS, le correspondía una crisis del capitalismo que comenzaba a demostrar su carácter de civilizatorio.
En esos años difíciles para las fuerzas revolucionarias, donde la hegemonía comunicacional del capitalismo le permitió esconder los efectos y proyecciones de su propia crisis, esta manifestación de un grupo de dirigentes comunistas no fue sólo un acto reflejo de resistencia, sino que se fundamentó en la convicción de que el marxismo seguía siendo la mejor herramienta de análisis político/social desde el cual, teniendo en cuenta los aciertos y los errores de la experiencia concreta sovietica, continuar elaborando un proyecto alternativo de sociedad que supere al capitalismo.
Mientras los ocasionales triunfadores de ese momento lograron imponer en amplios sectores la idea de que la caída del bloque socialista arrastraba consigo todo intento de pensar un proyecto alternativo al capitalismo, que la contrarrevolución conservadora había triunfado definitivamente en todos los frentes y que el capitalismo en su fase neoliberal y las pseudos-democracias occidentales, concebidas como verdaderas plutocracias por los sectores dominantes, eran la estación terminal en la historia de la humanidad.
Muy rápidamente esta fábula voluntarista llegó a su fin.
La historia siguió en movimiento y los que prometieron paz y bienestar, una vez liberados del peligro rojo, nos precipitaron en un mundo de guerras, concentración y financiarización del capital, de desocupación y hambre para los pueblos.
Envalentonados con su triunfo en esta “tercera guerra mundial” que se libró en términos ideológicos y económicos, donde resultaron transitoriamente derrotados los ideales de la Revolución Rusa, desestructuraron los Estados de bienestar surgidos en Europa occidental tras la pos segunda guerra mundial, instalando un modelo de concentración de la riqueza y aumento de la pobreza, mientras fructificaron las ideas que postulaban la maldad intrínseca del Estado y las bondades del mercado y la iniciativa privada.
Todo esto demostró su falsedad, por lo cual decimos que una pregunta permanece abierta: ¿El camino iniciado por la Revolución Rusa, puede ser continuado?
Hoy, a 97 años de la gloriosa revolución de octubre y a 25 años de la caída del Muro de Berlín, seguimos pensando que sí.
Entendemos que la Revolución Rusa es un elemento poderoso para atraer a nuevas generaciones y para recomponer la subjetividad revolucionaria de sectores que, ganados por la derrota, se volcaron hacia ideas de la llamada tercera vía y pensaron que dentro del sistema capitalista podía haber una salida haciendo de las reformas su fin.
Por eso nuestra reivindicación de la revolución rusa no es nostálgica, porque estamos seguros de que el camino abierto por Lenin y sus camaradas es el que debemos seguir transitando.
Esto es así no solo por la justicia y el humanismo que conforman el ideal comunista. También porque sus enemigos, quienes vencieron en esta tercera guerra mundial librada en el terreno ideológico, entraron rápidamente en una crisis sin parangón para el capitalismo en su historia.
Tanta es la profundidad de esta crisis, que algunos de sus principales ideólogos y estrategas como Brezinski aseguran que encuentran cierto paralelo entre los síntomas del deterioro soviético con los actuales problemas internos del imperio norteamericano.

¿Cuáles son estos problemas en EE UU?
Brzezinski menciona seis amenazas.
Pri­mero, la creciente y con el tiempo insostenible deuda pública. Hoy supera el 60 por cien del PIB, pero si el país no pone en marcha un verdadero plan de reforma que, simultáneamente, reduzca los gastos e incremente los ingresos, el mal ejemplo de otros imperios lisiados financieramente proyectará su sombra sobre el gigante americano. El imperio español es uno de los que vienen a la memoria.
La segunda debilidad es su defectuoso sistema financiero. La caída de Lehman Brothers en 2008 está aún fresca como para que sea necesario detenerse en este punto.
Tercera debilidad: la creciente desigualdad, emparejada con una movilidad social estancada. Esto supone un peligro para el consenso social y la estabilidad democrática del país. EE UU es en estos momentos la gran potencia más desigual del mundo.
La cuarta debilidad, la decadente infraestructura nacional, es muy ilustrativa. Si una imagen vale más que mil palabras, bastaría observar algunos trenes y aeropuertos americanos.
La quinta vulnerabilidad es una población sumamente desinformada sobre el mundo actual. El americano medio sabe poco de historia, geografía, actualidad política internacional… y ello se debe, entre otras causas, al dudoso sistema educativo nacional.
La última amenaza, relacionada con la anterior, es el crecientemente paralizado y altamente partidista sistema político estadounidense. El compromiso es cada vez más difícil de lograr en América. Un presidente como Barack Obama, que ha hecho del bipartidismo y del consenso sus señas de identidad, ha visto cómo le resulta cada día más difícil llegar a acuerdos con los republicanos, ya sea en materia presupuestaria, sanitaria, financiera. Los resultados de las últimas elecciones parlamentarias son una muestra de esto.
Estas son las amenazas internas que minan las perspectivas de EE UU más allá de los periódicos y falsos anuncios de que comienzan a salir de la crisis. Pero no debemos olvidar que a pesar de ellas, por encima de ellas, sigue siendo hoy, insistimos, la potencia hegemónica global. Y Occidente sigue dominando, en gran parte, el mundo. 
Pero al analizar lo sucedido con la Revolución soviética, que muchos propagandistas han querido vender como la derrota final del comunismo,  debemos tener en cuenta a la misma como la primera y más importante experiencia de construcción del comunismo, pero no la única y definitiva.
Teniendo en cuenta esto, debemos pensar críticamente estas experiencias que en nuestros días incluyen a China, Cuba, Vietnam, Laos, Camboya y Corea del Norte, para sacar nuestras conclusiones y entender al socialismo como momento de transición hacia el comunismo que cada experiencia concreta la vive y desarrolla según sus particularidades.
Otra de las razones por las que seguimos convencidos de la necesidad y oportunidad de seguir adelante con las ideas comunistas y la reivindicación de la Revolución Rusa, son los procesos que se están llevando a cabo en América Latina y el Caribe.
En esta región, pese a las dificultades, las incoherencias y las limitaciones que puedan demostrar los distintos gobiernos, se está desarrollando un proceso de antiimperialismo, de reformas con sentido antineoliberal que marca un camino en la lucha por la construcción de alternativa.
Estos son procesos que no están definidos, pero que por sus desafíos a algunos aspectos de la lógica neoliberal, despiertan el odio y buscan ser derrotados por sus enemigos utilizando todos los medios a su alcance, como se demostró una vez más en este último periodo electoral en Brasil y Uruguay.
La situación Argentina debe ser analizada en este contexto y nos preocupa que el proceso sea alcanzado por un retroceso conservador. Su principal debilidad sigue siendo la ausencia de una fuerza política que sostenga los avances logrados, que efectivamente busque superar al peronismo que insiste en apostar a una burguesía “nacional”, local decimos nosotros, degradada, que solo apuesta a la apropiación y concentración de riquezas.
Esta es una de las debilidades fuertes del proceso, no existe el sujeto del cambio, debemos transformar al sujeto social en sujeto político, para esto la clase obrera debe romper con la hegemonía de la burguesía.
Hoy vivimos una situación que expresa un verdadero cambio de época y enfrentamos nuevamente la necesidad de superar al capitalismo y retornar a los ideales comunistas.
Pero entender este proceso de doble crisis, no nos puede hacer caer en una simplificación determinista que prediga que, así como la crisis que atravesó el modelo socialista llevo a la caída de la URSS, la actual crisis del capitalismo traerá por sí sola su caída.
Evidentemente derrumbe per se no habrá, es necesario la construcción de alternativas, para esto hace falta organización y una orientación anticapitalista para avanzar en los cambios.
Son varios los ejemplos que podemos dar, pero solo recordar los efectos de las inundaciones del hace unas semanas, la falta de resolución de este problema por los sucesivos gobiernos no hace más que darnos una muestra de la profundidad de la crisis del capitalismo argentino.
Por eso, cuando planteamos profundizar los cambios estructurales es porque sabemos que el capitalismo, como sistema, está imposibilitado para solucionar los problemas de fondo. Esto no solo plantea problemas de gobierno, sino, fundamentalmente, problemas de poder, problemas que solo podemos enfrentar constituyendo el sujeto social, el sujeto político de los cambios.
Debemos detenernos en este tema porque en la izquierda argentina hemos padecido de una impotencia histórica en la resolución de estos temas.
Para no irnos muy lejos en la historia podemos recordar que tuvimos una oportunidad en los 70 cuando se constituyeron las Juventudes Políticas, pero cada corriente privilegio su visión por sobre el conjunto, por sobre la unidad y ya sabemos lo que pasó.
Sin duda otro momento se dio con la capitulación de Alfonsín y su declaración de la Economía de guerra, en ese momento, pese a la masiva movilización popular y a la indignación reinante tampoco se logró constituir la fuerza necesaria para enfrentar la situación y, como resultado, la burguesía y el imperialismo pudieron abrirle las puertas al menemismo y la barbarie neoliberal.
Más adelante, frente a la crisis del 2001, una verdadera crisis orgánica del gobierno burgués que generó para el movimiento popular grandes posibilidades si se seguía el camino de la unidad y la organización, término marcando un nuevo desencuentro que culmino con la llegada de Kirchner al gobierno de la mano de Eduardo Duhalde y la recomposición de la gobernabilidad tras el horizonte de instaurar un capitalismo “nacional”, un capitalismo “serio”.
Hoy, es evidente que la posibilidad abierta de que la restauración conservadora avance, está facilitada por la ausencia de voluntad del gobierno de haber constituido una fuerza política que sustente los cambios realizados. Sabemos que la responsabilidad no es solo del gobierno, que a las fuerzas de izquierda y populares nos cabe también una buena parte de responsabilidad, pero esto no significa que la responsabilidad mayor recae sobre quienes hegemonizan el proceso político.
Estos pocos ejemplos, podríamos dar otros, demuestran que estamos ante una tarea que requiere toda nuestra inteligencia y nuestra voluntad.
La inteligencia y voluntad que tuvieron los revolucionarios de octubre.
Por eso entendemos que la Revolución Rusa tiene ya para nosotros muchos aspectos que forman parte del balance histórico, y yo, Patricio Echegaray, no dudo que, en el futuro, la misma sea considerada como un particular primer ensayo de superación del capitalismo que debe ser analizado críticamente.
Pero entre los grandes aportes que no se pueden discutir, como el haber derrotado al nazi-fascismo, la razón fundamental por la que el imperialismo, el capitalismo descarga tanto odio sobre este proceso histórico es que el mismo represento el primer salto de calidad en gran escala de lucha anticapitalista.
Obreros, campesinos, soldados, dirigidos por el partido de Lenin, se organizaron y demostraron que era posible vencer y establecer un gobierno y un poder revolucionario y bajo su inspiración se desarrollaron todos los procesos revolucionarios del siglo XX.
Por eso la Revolución Rusa es nuestro faro, una luz que nos sigue guiando en el camino revolucionario. Valorar la Revolución Rusa es refrendar nuestra identidad y nuestro compromiso con la revolución y con el comunismo.

 
  




miércoles, 29 de octubre de 2014

México

El domingo 26 de octubre se cumplió un mes de la desaparición de 43 estudiantes en Ayotzinapa, México. Un acto de barbarie que nos conmueve demostrándonos como el capitalismo y sus fuerzas represivas se ensañan particularmente con la juventud. En México y en todo el mundo debemos reclamar por el esclarecimiento del caso y el castigo a los culpables. Una forma más de hacer efectiva solidaridad anticapitalista entre los pueblos. Compartimos el discurso que la gran escritora Elena Poniatowska pronunció en el Zócalo reclamando justicia.
Patricio Echegaray

"Regrésenlos" (discurso de Elena Poniatowska en el Zócalo)

Hoy, domingo 26 de octubre, a un mes de la ausencia de los 43 muchachos desaparecidos de la Normal Rural de Ayotzinapa por la Policía Municipal de Iguala, Guerrero reclamamos aquí en el centro del país, en la capital de México, la presencia de los muchachos y pedimos a cielo abierto y en voz alta: “Regrésenlos”.
La Normal Rural de Ayotzinapa, Guerrero es muy pobre pero es el único lugar donde los que nada tienen pueden recibir una educación superior gratuita. Es la única opción de los campesinos que han escogido ser maestros rurales. Las habitaciones de los estudiantes de la Normal evidencian la miseria, el abandono de los muchachos. Su comida también. Cuando a uno de ellos le sirvieron leche exclamó que era la primera vez que la veía y sonrió al decir que le gustaba. Así como la leche, son muchos los alimentos que los chavos desconocen. Sus camisetas, sus mochilas, sus suetercitos recargados en los muros de su cuarto vacío, sus utensilios de plástico, todos son prendas de pobre.
Ya es hora de que en México hablen los pobres, ya es hora de que los ciudadanos se manifiesten por encima de los partidos. Ya es hora de que seamos consultados. Ser consultado es un derecho político que demandamos desde hace mucho tiempo los habitantes de los 32 estados de la república. Somos miles los mexicanos que no nos sentimos representados, miles los mexicanos que queremos una democracia participativa, miles de mexicanos que levantamos la voz y pedimos ser tomados en cuenta en los asuntos públicos, sobre todo en los de trascendencia nacional como es nuestro futuro energético. Los grandes temas nos conciernen pero conciernen sobre todo a los jóvenes porque además de ser el futuro tienen que mantenerse vivos. Sin ellos simplemente no hay país. Así como se dice “Sin maíz no hay país”, sin los jóvenes no hay nada.
El pasado miércoles 23 de octubre en una marcha que NO convocó un solo partido, los ciudadanos se organizaron solos e inauguraron una protesta ejemplar, absolutamente fuera de serie. La marcha resultó cinco veces mayor que la consignada por los medios: 350 mil personas, un río de gente seguía entrando y abarrotaba las calles aledañas al zócalo de por si lleno a reventar. La multitud protestaba contra el crimen de Ayotzinapa, un crimen de lesa humanidad. Los estudiantes fueron cazados, sometidos a la tortura hasta la muerte, a la desaparición forzada, a ejecuciones arbitrarias y ahora los culpables quieren librarse de su responsabilidad acusando a los jóvenes y buscan criminalizarlos al querer ligarlos al cartel de “Los Rojos” o a “Guerreros Unidos”. No se vale desviar la investigación de los hechos y deslizar en conferencias de prensa que se trata de un enfrentamiento entre cárteles. Tampoco se vale implicar a los muchachos en grupos guerrilleros. El “caso Iguala” es una mancha atroz en la vida oficial y política de nuestro país ya de por sí hundida en el lodo.
El periodista París Martínez se preocupó por levantar con amigos y familiares perfiles de los estudiantes. Es justo, a pesar de que solo podamos hacerlo con unas cuantas líneas, que recordemos a cada uno y por eso les pido que después del nombre y la descripción de cada muchacho digamos todos al unísono: “Regrésenlo” así como en la Guardería ABC en Hermosillo cuando la muerte de 49 niños y 76 heridos, el 5 de junio de 2009 dijimos “Presente”, el nombre de cada niño.
1. Jhosivani Guerrero de la Cruz, de 20 años, de Omeapa delgado, de cara espigada, de ojos rasgados apodado “Coreano” camina 4 kilómetros de ida hasta la carretera para tomar el transporte y cuatro de regreso porque quiere ser maestro de primaria en su tierra Omeapa.
2. A Luis Ángel Abarca Carrillo, de 21 años, de la Costa Chica, de San Antonio, municipio de Cuautepec lo apodan Amiltzingo. Muy cariñoso, es miembro de la “Casa Activista” en la que los normalistas pueden inscribirse para recibir formación política. Allá adentro resuena el nombre de Lucio Cabañas. Los ricos de Guerrero consideran revoltosos a los normalistas porque el héroe al que buscan imitar es el guerrillero Lucio Cabañas que también fue maestro.
3. A Marco Antonio Gómez Molina, de 20 años apodado Tuntún de Tixtla le encantan las tocadas de rock, le gusta mucho “Saratoga”, “Extravaganza”, “Los Ángeles del Infierno”. También él es compañero que siempre hace reír de la Casa Activista.
4. A Saúl  Bruno García, de 18 años lo conocen como Chicharrón, y es “desmadroso”, es de los que trata de hacerte reír hasta donde más, muy bromista y amistoso. Es de Tecuanapa y le falta el dedo anular de la mano izquierda porque se lo mordió el molino cuando hacia la masa. Saúl Bruno García rapó a todos los de la “Casa Activista”. Un compañero tenía fotos del momento de la rapada en su celular, pero los policías se lo quitaron.
5. Jorge Antonio Tizapa Legideño, de Tixtla tiene 20 años –dice su mamá–, y tiene un hoyito en la mejilla izquierda. Le gusta trabajar en el campo sembrar granos y hortalizas porque nunca alcanzan los recursos del gobierno estatal para los 500 estudiantes.
6. Abel García Hernández, de Tecuanapa es un niño campesino de 19 años, tiene una mancha atrás de la oreja derecha, es flaquito y mide 1.62 de altura.
7. A Carlos Lorenzo Hernández Muñoz, de 19 años lo bautizaron como “el Frijolito” y es de la Costa. Parlanchín, siempre está dispuesto a ayudar a las personas”. “El Frijolito” fue el primero en ponerse de pie para donar su sangre cuando la pidieron en Tixtla para un enfermo.
8. Adan Abraján de la Cruz, de 20 años, campesino, es del Barrio de El Fortín, en Tixtla, un pueblo que cuida la Policía Comunitaria. Es del equipo de futbol de los Pirotécnicos de El Fortín, sus amigos lo consideran buen futbolista…
9. Felipe Arnulfo Rosa, campesino es de un rancho del Municipio de Ayutla y tiene 20 años. Se cayó de espaldas siendo chiquito y tiene una cicatriz en la nuca.
10. A Emiliano Alen Gaspar de la Cruz, lo bautizaron como “Pilas”, por inteligente. “No echa relajo, es sereno y razona mejor que otros, le gusta tener todo en su lugar”. Emiliano fue uno de los 20 alumnos de primer ingreso que, hace dos meses se inscribieron en la Casa Activista. Diez miembros de la Casa Activista se encuentran entre los 43 normalistas secuestrados el 26 de septiembre.
11. César Manuel González Hernández, de 19 años es de Huamantla, Tlaxcala, desmadroso, tiene el apodo de “Panotla”, pero también le dicen “Marinela”, porque una vez, en Jalisco, se llevó la camioneta de la empresa que hace pastelitos.
12. Jorge Alvarez Nava, “el Chabelo” de 19 años es del municipio de Juan R. Escudero, Guerrero, tiene una cicatriz en el ojo derecho y es tranquilo. Nunca alburea a nadie, nunca dice una grosería y su paciencia hace que nunca le falte al respeto a nadie. Es uno de los más sensibles de la Casa Activista... Sus padres aguardan en la cancha deportiva de la Normal de Ayotzinapa y se abrazan al hablar de él.
13. José Eduardo Bartolo, Tlatempa, de 17 años es de Tixtla, estudiante de primer año de la Normal Rural. Su padre es albañil de oficio y espera que su hijo sea profesionista.
14. Israel  Jacinto Lugardo, de 19 años es de Atoyac, y sus amigos lo apodan “Chukyto”. Su mamá sostiene un cartel con el rostro de su hijo y lo exhibe ante los automovilistas, durante la toma de la caseta de Palo Blanco, en la Autopista del Sol. “Él es medio robusto, tiene una cicatriz en la cabeza. Su piel es morena clara, su nariz media chata. Es un buen muchacho, se vino con mucha ilusión a estudiar.
15. Antonio Santana Maestro, apodado Copy porque habla muy bien en público, es reconocido en la Casa del Activista a la que acuden los otros jóvenes. El Copy toca la guitarra, también le gustan los videojuegos, juega con el PSP… pero lo que más le encanta, es la lectura…”
16. Christian Tomás Colón Garnica, de 18 años de Tlacolula de Matamoros, Oaxaca. Su papá viajo desde su tierra apenas se denunció el rapto de los 43 jóvenes normalistas. “Yo soy jornalero, gano 600 pesos semanal, máximo, y eso cuando hay, porque a veces no hay trabajo. Mi muchacho quiere ser maestro esa es la profesión que él quiere, pero lo frenaron, lo detuvieron… ¡¿Qué vamos a hacer?!”
17. A Luis Ángel Francisco Arzola, de 20 años, sus compañeros normalistas lo conocen como “Cochilandia”, pero nadie sabe por qué. Llegó con el apodo. Es un chavo serio, trabajador, y aquí lo estamos esperando y queremos que él sepa que no vamos a parar hasta encontrarlo”.
18. Miguel Ángel Mendoza Zacarías, de Apango, municipio Mártir de Cuilapa  tiene 23 años, y sus compañeros consideran que el “ya es grande”. Ellos tienen entre 17 y 20 años. En su pueblo, Apango, era peluquero para salir adelante. Es un chavo bajito, “chido” según sus cuates porque los apoya, da consejos, da todo a cambio de nada. Cuidaba a sus papás y a sus hermanos. Vino a la Normal en el mismo asiento del autobús con un compañero “pero empezaron los balazos y desafortunadamente él corrió para un lado y yo para otro, a él lo arrestaron los policías de Iguala, yo logré escapar, pero desde entonces no lo encuentro…”
19. Benjamín Ascencio Bautista, de 19 años, a quién le dicen “comelón” porque un día se acabó solo todas las galletas en una mesa durante una conferencia es originario de Chilapa. Antes de ingresar a la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa  fue educador comunitario del Consejo Nacional de Fomento Educativo (CONAFE). Se prepara a voluntarios para alfabetizar en poblaciones marginadas, aisladas, rurales e indígenas de todo el país.
20. Alexander Mora Venancia, de 19 años y proveniente de “El Pericón”, municipio de Tecuanapa, Guerrero, nadie le podía quitar la idea de ser maestro. Le gusta dar clases. Primero ayudó en el campo pero quiso estudiar… “Y yo le exijo –dice su padre- a la autoridad que haga su trabajo como debe ser, que no tape a los culpables de la masacre que cometieron los policías de Iguala y su presidente municipal. Así como vivos se los llevaron, quiero que vivos los regresen…”
21. Leonel Castro Abarca, campesino de la comunidad de “El Magueyito”, municipio de Tecuanapa, no tiene apodo y para sus amigos “es una persona seria, pero con sentido del humor. Sueña con ser maestro, para sacar a su gente adelante.
22. Everardo Rodríguez Bello, de 21 años es originario de Omeapa. Lo conocen como El “Shaggy” porque se parece al de Scooby Doo. Técnico en mecánica automotriz desde el CONALEP se enoja mucho con la desigualdad sobre todo cuando se trata de comida: si a ti te dan seis tortillas y a él cinco, protesta.”
23. Doriam González Parral, de Xalpatláhuac, Guerrero tiene 19 años. Es chaparrito y “se ve como un niñito”, “y por eso le dicen “Kínder”. Causa mucha gracia cuando echa relajo.  Tiene un hermano en la Normal… Los hermanos entraron juntos, es notoria su fraternidad y los dos fueron secuestrados juntos…”
24. Jorge Luis González Parral de 21 años, es el hermano mayor de Doriam, el Kínder, es un compañero serio que ha trabajado en diferentes taquerías y aunque le gustaba quería progresar y escogió ser maestro igual que Kinder su hermano. Su apodo es “Charra” porque tiene una cicatriz en la pierna como si se la hubiera hecho con una charrasca…”
25. Marcial Pablo Baranda,de 20 años habla una lengua indígena y quiere ser maestro bilingüe al lado de otros maestros bilingües que vienen de pueblos todavía más pobres. Es bajito, buena onda,  primo de Jorge Luis y Doriam y sus amigos lo apodan “Magallón”, porque su familia tiene un grupo musical tropical con ese nombre que canta canciones de su tierra la Costa Chica. Se la pasa cantando cumbias y toca la trompeta y las tarolas.
26. Jorge Aníbal Cruz Mendoza, de Xalpatláhuac, también es de la banda de los Kínder, a él le dicen “Chivo” y es serio y aunque se lleva bien con todos casi no echa desmadre…”
27. A Abelardo Vásquez Peniten, originario de Atliaca, Guerrero, le gusta el futbol. En un partido hace poco metió muchos goles… Nunca echa desmadre, se da a respetar porque nunca le falta al respeto a nadie ni anda criticando. Además del futbol le encanta estudiar porque agarra un libro y agarra otro y otro, y otro.”
28. A Cutberto  Ortíz Ramos de Atoyac le dicen “El Kománder” porque tiene cierto parecido con el cantante de corridos norteños. Tiene una mirada muy fuerte, es robusto, alto, amigable, responde de buena manera. En los campos de cultivo de la escuela le echa ganas… Y le encanta contar un chiste de Bob Esponja, se ríe e imita a la perfección la risa de Bob Esponja…”
29. Bernardo Flores Alcaraz, campesino, tiene 21 años y en su pecho un lunar como una manita de gato… Tiene mucha ilusión de ser maestro y de ayudar a los niños y a los señores adultos que no saben leer ni escribir. En el campo hay mucha gente rezagada en educación y su ilusión es enseñarles…Los 43 normalistas salieron a recabar fondos para hacer sus prácticas, no se vale que les trunquen su vida y los dejen tirados en su sangre…
30. Jesús Jovany Rodriguez Tlatempa de Tixtla apodado el Churro de 21 años es el mayor de cuatro hermanos y “el único apoyo de su mamá” según su prima quien marchó durante cinco horas manteniendo en alto una pancarta con su retrato. Lo invitaron a la jornada de boteo del 26 de septiembre. Es un muchacho sumamente noble que mantiene a una sobrina de un año porque su hermana es mamá soltera y funge como figura paterna. Su prima reclama con furia su presentación así como pide justicia para los muchachos de Tlatlaya en el estado de México que son muchos.
31. Mauricio Ortega Valerio de Matlalapa o Matlinalpa cerca de “La Montaña” 18 años es apodado “Espinosa” porque cuando lo raparon – tradición en la Normal de Ayotzinapa para los alumnos de primer ingreso– le salió cierto parecido con Espinosa Paz, el cantante.
32. A Martín Getsemany Sánchez García de Zumpango, de 20 años, a quién le gusta jugar futbol y le va al Cruz Azul, toda su familia lo busca. Tiene ocho hermanos y durante la marcha del miércoles 22 en Chilpancingo, sus familiares llevaron una manta con su fotografía.
33. Magdaleno Rubén Lauro Villegas de 19 años, conocido como El Magda, es un compa tranquilo y noble que estudia para convertirse en maestro bilingüe, para para dar clases a los niños indígenas que no hablan español…”
34. Giovanni Galindo Guerrero de 20 años conocido como el Espáider, “porque es flaquito y tiene su propio estilo para correr y brincar como si se estuviera colgando de las telarañas igual que el “Hombre Araña”…”
35. A José Luis Luna Torres de 20 años de Amilzingo, Morelos, sus cuates le dicen Pato, porque se parece al Pato Donald y tiene voz de pato. Es serio, tranquilo, siempre te habla bien, es buena onda, pero es callado y no echa mucho desmadre.
36. Julio Cesar López Patolzin de 25 años de Tixtla “no tiene apodo. Le dicen simplemente “El Julio”. Es buena onda el bato pero calladito, no echa mucho relajo, solo se lleva con unos pocos pero siempre es agradable…”
37. A Jonás Trujillo González de la Costa Grande del Ticuí municipio de Atoyác de Álvarez le dicen Beni porque su hermano también está en la Normal de Ayotzinapa pero en segundo año y él se llama Benito… Por lo tanto ellos son los Benis… Es alto, gordito y se lleva muy bien con su hermano. Los dos son muy parecidos, aunque el menor es más alto y más clarito de piel…”
38. A Miguel Ángel Hernández Martínez, de 27 años lo apodan “Botita” porque a su hermano mayor quien también estudia en la Normal le dicen “El Bota” y a él , en automático, le pusieron “el Botita” aunque es de estatura media y gordo, nada desmadroso, siempre amigable, sano, no pesado: No es alburero, es buena onda de echar la mano, pendiente de los demás, un chavo muy solidario con todos, que en la clase le explica al profe y le hace el paro…”
39. Christian Alfonso Rodríguez de 21 años, de Tixtla anhela ser maestro y le gusta la danza folclórica. “A él le dicen “Hugo” porque siempre usa playeras de Hugo Boss. Su primo en la marcha del miércoles 22 se quedó ronco de tanto explicar: “No solo es mi primo, es mi amigo… es una persona muy aplicada, muy dedicada al estudio y a la danza y es injusto que alguien que se entregue y se esfuerce de ese modo, sufra consecuencias trágicas a manos del gobierno…”
40. José Ángel Navarrete González de 18 años comparte una habitación dentro de la Normal con otros dos jóvenes, en la que no hay un solo mueble, ni siquiera camas, sólo pliegos raídos de hule espuma.
41. A Carlos Iván Ramírez Villarreal de 20 años le dicen “El Diablito” La verdad es que es bueno, no se mete con nadie, tranquilo, quiere ser alguien pero en buena onda, no payaso pues…”
42. José Ángel Campos Cantor de 33 años de Tixtla es el de mayor edad de los 43 normalistas desaparecidos. Aunque mayor nunca abusa de los demás, al contrario, apoya en todo, es amigo de todos…”
43. A Israel Caballero Sánchez originario de Atliaca, un pueblito a la mitad del camino entre Tixtla y Apango le dicen “Aguirrito” por gordito. Está preparándose para ser maestro en comunidades indígenas y cuando sus compas le dicen Aguirrito protesta: “No sean cabrones, no me pongan esa chinga…”
Ayotzinapa está destrozado. México está destrozado. Los alumnos de la Normal de Ayotzinapa conservan los tenis rotos de sus compañeros, su ropa, hasta los cartones que les sirven de cama. Esperan su regreso a pesar de que al extraordinario sacerdote Alejandro Solalinde, protector de los migrantes que ahora mismo celebra misa en Ayotzinapa, varios testigos le dijeron que los estudiantes habían sido asesinados, desmembrados y tirados a una fosa a la que le prendieron fuego. No hay respuesta suficiente entre crimen tan grande. La foto del estudiante del estado de México Julio César Mondragón al que le sacaron los ojos circula en Internet, su rostro desollado. Estamos ante una catástrofe nacional. En cinco estados hay protestas en apoyo a los 43 desaparecidos. México se desangra. La comunidad internacional está escandalizada y considera que México es ahora el país sin guerra más peligroso para los jóvenes. Jóvenes mutilados, jóvenes sin cuerpo, jóvenes asesinados. En el mundo entero resuena la indignación. La madre del estudiante de Guadalajara Ricardo Esparza que asistió al Cervantino de Guanajuato dijo que agradecía recibir el cuerpo muerto de su hijo para llevarle flores. ¿No resulta monstruosa su conformidad? O como se pregunta Gloria Muñoz Ramírez. “¿Hasta dónde ha llegado el terror implantado por el gobierno en el seno de la sociedad?” Frente al terror solo queda la unión de un pueblo que se levanta y grita como lo ha hecho durante días: “Vivos se los llevaron, vivos los queremos”.
  


lunes, 27 de octubre de 2014

El caso Rosenberg


LOS ROSENBERG EN ALTA FIDELIDAD
Patricio Echegaray

Resulta conveniente tener siempre presente que el macartismo es el núcleo central de la ideología imperialista. En este sentido creemos importante traer a la memoria el caso del asesinato por pena de muerte de los Rosemberg en junio de 1953.

Ethel Greenglass Rosenberg (38) y Julius Rosenberg (35) fue un matrimonio de norteamericanos nacidos en Nueva York, miembros de la Liga de Jóvenes Comunistas (YCL) y militantes del Partido Comunista de EEUU (CPUSA). Ambos  provenían de familias de obreros judíos y se conocieron en un acto para recoger fondos para la Internacional Seaman´s Union, donde ella cantó   y él concurría siendo estudiante de ingeniería.
Después que Julius terminara los estudios se casaron el 18 de julio de 1939 y a partir de este momento ella se unió a la sección femenina auxiliar del sindicato de la Federación of Architects, Engineers, Chemists and Technicians (FAECT), a la que pertenecía su esposo.
Ethel se convirtió en la única voluntaria de tiempo completo de la Liga de Defensa del Este, primera organización de defensa civil a nivel barrial que fue un ejemplo para la creación de otras organizaciones similares en todo el país. Por este trabajo recibió una carta de elogio de Eleanor Roosvelt.
Allí organizaba campañas de donaciones de sangre y pronunciaba discursos a favor del esfuerzo de guerra. Pero cuando en 1942 quedó embarazada comenzó otra etapa de su vida, pues se volcó totalmente a prepararse para recibir a su primer hijo, estudió psicología infantil, aprendió a tocar guitarra con el fin de cantarle al pequeño, y sus actividades políticas finalizaron al nacer Michael, el 10 de marzo de 1943. En 1947 nació el segundo hijo: Robby y ella se dedica por entero a las labores domésticas.
Desde el término de la guerra hasta el año 1950 vivieron una vida tranquila, dedicados a la educación de sus hijos, pero ninguno de los dos pudo predecir que su vida en este año cambiaría, tomando un peligroso giro que los llevaría a la separación definitiva de sus hijos y la injusta muerte. Fue durante el infame comienzo del macartismo que perdura hasta hoy.
“Venimos de un medio humilde y somos humildes. De no haber sido por las acusaciones criminales en contra nuestra, habríamos vivido nuestras vidas sencillamente, como la mayoría de las personas, desconocidos para el mundo, salvo para aquellos pocos cuyas vidas se entrecruzaron con las nuestras.” (Fragmento de la Petición de Clemencia Ejecutiva de los Rosenberg).
Un antiguo maquinista del centro super-secreto de Los Álamos, el sargento David Greenglass, hermano de Ethel, confesó haber pasado secretos a los rusos y acusó asimismo a su hermana y al esposo de ésta, confesión que condujo directamente hacia el matrimonio Rosenberg, que fue detenido, acusado y juzgado por espionaje. Aún hoy, se considera que el juicio a que ambos se vieron sometidos distó mucho de haber sido justo.  El Premio Nobel de esa época, Harold Urey, expresó su opinión de que: “un hombre con la capacidad de Greenglass es totalmente incapaz de transmitir a nadie la física, química y naturaleza de la bomba atómica”, poniendo en duda la veracidad de la confesión. Trece años después del crimen, David Greenglass, el hermano de Ethel, confesó públicamente que la acusación que les hiciera y los llevara a la cárcel fue falsa e inducida por el FBI.
El hermano de Ethel, en busca de reducir su condena y presionado, incriminó a Julius y Ethel, y dijo que su cuñado lo captó para formar parte de una red espía de Moscú. En 1970, el FBI desclasificó documentos probatorios de la gran farsa que constituyó aquel juicio histórico.
Tres décadas más tarde, la Asociación Americana de Abogados reconstruyó el proceso a los Rosenberg, y arribó a la certeza concluyente de que los dos eran inocentes de las acusaciones por las que fueron ejecutados en la silla eléctrica.
Sus muertes adquieren una gran dimensión histórica, no solo como muestra de la despiadada persecución ideológica del macartismo en el marco de la Guerra Fría. Entre 1950 y 1954, Joseph Mc Carthy organizó y dirigió el Comité de Actividades Anti- Estadounidenses del Senado, desde donde lanzó la mayor operación de investigación, acoso y persecución a políticos, sindicalistas, intelectuales y artistas que tenían posiciones políticas de izquierda, liberales y progresistas. Sobre este periodo siniestro de la historia estadounidense, escribió Eduardo Galeano:
“El senador Joseph McCarthy siembra el miedo en los Estados Unidos. Y por orden del miedo que manda asustando, se asfixia la libertad, se prohíben libros, se prohíben ideas, los ciudadanos denuncian antes de ser denunciados, quién piensa atenta contra la seguridad nacional y quién discrepa es un espía al servicio del enemigo comunista”.
Por  lo expuesto, podemos asegurar que también son un gran ejemplo de Alta Fidelidad política e ideológica, eran jóvenes retoños de una nueva moral para un mundo más justo, pero ellos prefirieron perder la vida a denunciar alguna próxima víctima de la brutalidad del sistema capitalista; ese era el método de persecución ideológica del macartismo: condonaban penas a todo aquel que acusara a otro de comunista
Dentro de la cárcel de Sing-Sing, un grupo de seis hombres del FBI, equipados con dos líneas telefónicas conectadas directamente con  Washington, esperaban en un puesto secreto, con la esperanza de que Julius Rosenberg o su esposa Ethel prefirieran confesar sus actividades de espionaje a ser ejecutados.
Mientras, fuera de la Casa Blanca, pequeños grupos de manifestantes portaban pancartas con la inscripción: “¡Muerte a las ratas comunistas!”.
Pero a unos 50 km. al sur, en la Union Square de Nueva York, una multitud de miles de personas se reunió para pedir clemencia. Para millones de personas la Unión Soviética era la patria del socialismo, el país que a costa de pérdidas humanas infinitas había hecho posible la victoria sobre el nazismo (allí murió el 92% de los afiliados al PCUS). Al mismo tiempo se realizaron numerosas manifestaciones de solidaridad en los Estados Unidos y en el resto del mundo. Un grupo de estadounidenses ilustres, entre los que se encontraban el antiguo gobernador de California Culbert Olson, el científico ganador del Premio Nobel Linus Paulin, el sociólogo Lewis Mumford y numerosos juristas, educadores y religiosos, emitieron un comunicado pidiendo clemencia por los condenados. Figuras internacionales como el físico ganador del Premio Nobel Albert Einstein y el Papa Pio XII hicieron llegar sus reclamos al presidente Dwight Eisenhower, quién no se conmovió.
Ambos fueron ejecutados en virtud de la Ley de Espionaje de 1917, que dictaba pena de muerte para este tipo de delitos en tiempo de guerra, si bien en el momento de haberse cometido el supuesto espionaje, Estados Unidos ni siquiera estaba en guerra con la Unión Soviética. Al comparar este caso con otros de la misma índole, resueltos con penas mucho más leves a pesar de existir pruebas más concluyentes, como el caso de Klaus Fuchs, condenado a 14 años de prisión tras haber espiado a los Estados Unidos en favor de la Unión Soviética, se observa un mayor agravio, impulsado por el ambiente anti-comunista y el miedo imperante en la sociedad estadounidense a un inminente enfrentamiento con la Unión Soviética lo que habría originado el «macartismo». En esa época se vivía la Guerra de Corea (25 de junio de 1950 al 27 de julio de 1953). Este era un conflicto entre Corea del Norte  y Corea del Sur , pero a la vez era una guerra no oficial entre Estados Unidos y la Unión Soviética, conocida como parte de la Guerra Fría. Es por ello que, en el juicio, se acusó al matrimonio Rosenberg de haber revelado los secretos de la bomba atómica a los soviéticos, dando lugar supuestamente al equilibrio nuclear con los soviéticos y se les hizo responsable de las numerosas bajas estadounidenses durante la Guerra de Corea. Ambos fueron el chivo expiatorio de la  derrota que se avecinaba en Corea y como brutal reprimenda los ejecutaron en la silla eléctrica el 19 de junio de 1953. 
En la petición de clemencia enviada por Ethel Rosenberg al Presidente de los Estados Unidos, ella declaró abiertamente su inocencia y su valiente posición.
”…No somos mártires ni héroes, ni aspiramos a serlo. No queremos morir. Somos jóvenes, demasiado jóvenes, para la muerte. Ambos anhelamos ver crecer a nuestros dos pequeños hijos, Michael y Robert, hasta que lleguen a ser hombres. Deseamos, con cada fibra de nuestro ser, que nos restituyan en algún momento al lado de nuestros hijos para reanudar la armoniosa vida familiar que disfrutamos antes de la pesadilla de nuestros arrestos y condenas. Deseamos que nos reintegren algún día a la sociedad donde podamos contribuir con nuestras energías a construir un mundo en el que todos tengan paz, pan y rosas.
Sí, aspiramos a vivir, pero con la sencilla dignidad que inviste solo a aquellos que han sido honestos consigo mismo y con sus semejantes. Por lo tanto, con honradez, solo podemos decir que somos inocentes de este crimen.”
Aun hoy los seguimos recordando los comunistas de la Patria Grande, porque: “Razón tenía el viejo Marx, cuando hablaba de que los hechos en la historia se repiten, unas veces como tragedia y otras como comedia, claro, él a su vez cita a Hegel, pero lo sustancial es que la historia se manifiesta de tal forma, que produce un efecto de resplandor, evidencia con tanta claridad las relaciones sociales de producción, que no le cabe dudas al marxista de los vínculos que existen entre la rancia oligarquía pro imperialista y la prensa, que es su brazo propagandístico”, declara la Juventud Comunista de Ecuador y reproduce un poema de uno de sus grandes literatos, Adalberto Ortiz, alusivo a la infamias del macartismo de los medios de comunicación:

EL PELO Y LOS PERIODICOS
Mi amigo, el peluquero,
 cree, a pie juntillas, en todas las noticias
 de la Prensa Unida y Asociada,
 en los partes de guerra de Corea
 y en los discursos de Truman y Eisenhower.
 Cuando electrocutaron a los esposos Rosenberg,
 fue a la catedral y oró contritamente
 por el perdón de sus culpas de espionaje atómico,
 después de haber gozado en la lectura
 de todos los detalles.
 Cree en la honestidad, proclamada en los periódicos,
 de todos los contrabandistas,
 prevaricadores y coimeros,
 convertidos en prohombres de la Patria.
El diario de la mañana es su Evangelio
 y la fuente inagotable de sus temas
 para distraer a sus clientes.
A mí me aburre.
 Pero debo subir a su silla pasando una semana
 con un escalofrío, mirarme en el espejo
 y acordarme de la inocencia y sacrificio de los Rosenberg,
 porque tengo un pelo muy difícil
 y él es un hábil peluquero.

Pero, a pesar del miedo y las persecuciones ideológicas del momento, una multitud de 8 mil personas asistió al funeral del matrimonio Rosemberg, que se realizó en Brooklin, convencidos de su inocencia. En muchas partes del mundo se realizaron manifestaciones de rechazo de todo tipo. El poeta argentino José Pedroni publicó un poema dedicado a Ethel Rosemberg; que luego (paradójicamente lo cantara otra víctima del macartismo de Videla y Cía), el cantor popular Jorge Cafrune,  lo grabó con su propia voz.
A Ethel Rosenberg
Letra: José Pedroni- Música: Jorge Cafrune
SI MORIMOS
Ustedes sabrán, mis hijos, sabrán por qué dejamos las canciones sin hacer, los libros sin leer, el trabajo sin hacer para descansar bajo la grama.
No mas lamentos mis hijos, no más, porque las mentiras y las calumnias fueron montadas.
Las lágrimas que derramamos y el dolor que nos penetra para todos deberán ser proclamados.
La tierra sonreirá, mis hijos, sonreirá, y el verde sobre nuestro lugar de reposo crecerá, el crimen finalizará, el mundo se regocijará en hermandad y paz.
Trabajen y construyan, mis hijos, construyan un monumento al amor y a la alegría, al valor humano, a la fe que guardamos por ustedes, mis hijos, por ustedes.





sábado, 25 de octubre de 2014

Integración

En defensa de la integración de América Latina y el Caribe
Patricio Echegaray

Independientemente que las últimas encuestas pronostican un giro favorable a la continuidad de Dilma Rousseff en la segunda vuelta que mañana se enfrentara en Brasil, es un hecho que saldremos de estos procesos electorales, tanto en Brasil como en Uruguay, con derechas instaladas “competitivamente” en el panorama electoral, fenómeno que sin duda tendrá repercusiones en el ya cercano proceso electoral argentino, en el cual los candidatos más instalados son reconocidos y asiduos visitantes de la embajada norteamericana.
Sin descuidar los discursos que tienen en común, en los cuales hablan de “amigarse con los mercados” es necesario pensar como los avances de estos sectores pueden apuntar contra el gran tema de la integración regional.
En efecto, considerando, pocos días antes del noveno aniversario de NO AL ALCA, todas las tareas pendientes que, respecto a una efectiva integración aún faltan, queremos proponer a las organizaciones y militantes del movimiento popular argentino y de la región un accionar dirigido a romper con el evidente ocultamiento al que ha sido sometido uno de los más, sino el más importante documento referido a la integración de América Latina y el Caribe y el rol a jugar en un mundo en el que la crisis capitalista  amenaza con la guerra, el hambre y otras perversidades con las que el imperialismo aspira para mantener su hegemonía.
Usemos con energía este acuerdo, firmado en Cuba por todos los gobiernos de la región, contrarrestemos las tendencias anti-integración de las derechas y afirmemos el rumbo de que la integración antimperialista es el camino para la construcción de verdaderas alternativas liberadoras en nuestros países.

Documento
PROCLAMA DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE COMO ZONA DE PAZ

Las Jefas y Jefes de Estado y de Gobierno de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), reunidos en La Habana, Cuba, los días 28 y 29 de enero de 2014 en la  II Cumbre, en nombre de sus pueblos e interpretando fielmente sus anhelos y aspiraciones;
Ratificando el compromiso de sus países con los Propósitos y Principios consagrados en la  Carta de las Naciones Unidas y el Derecho Internacional, y conscientes de que la prosperidad y estabilidad de la región contribuyen a la paz y seguridad internacionales, 
Conscientes de que la paz es un bien supremo y anhelo legítimo de todos los pueblos y que su preservación es un elemento sustancial de la integración de América Latina y el Caribe y un principio y valor común de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC);
Reafirmando que la integración fortalece la visión de un orden internacional justo, afirmado en el derecho y en una cultura de paz que excluye el uso de la fuerza y los medios no-legítimos de defensa, entre ellos las armas de destrucción masiva y, en particular, las armas nucleares;
 Destacando la relevancia del Tratado de Tlatelolco para la Proscripción de las Armas Nucleares en la América Latina y el Caribe que estableció la primera zona libre de armas nucleares, en un área densamente poblada, siendo este una contribución a la paz y la seguridad regional e internacional;
Reiterando la urgente necesidad del Desarme Nuclear General y Completo, así como el compromiso con la Agenda Estratégica del Organismo para la Proscripción de las Armas Nucleares en la América Latina y el Caribe (OPANAL), adoptada por los 33 Estados miembros del Organismo, en la Conferencia General de Buenos Aires en agosto de 2013.
Recordando los principios de paz, democracia, desarrollo y libertad que inspiran las actuaciones de los países miembros del SICA;
Recordando la decisión de las Jefas y Jefes de Estado de UNASUR de fortalecer a Suramérica como Zona de Paz y Cooperación;
Recordando el establecimiento, en 1986, de la Zona de Paz y Cooperación del Atlántico Sur;
Recordando también nuestro compromiso, acordado en la Declaración de la Cumbre de la  Unidad de la América Latina y el Caribe, el 23 de febrero de 2010, de promover la implementación de mecanismos propios de solución pacífica de controversias;
Reiterando nuestro compromiso de que en América Latina y el Caribe se consolide una Zona de Paz, en la cual las diferencias entre las naciones se resuelvan de forma pacífica, por la vía del diálogo y la negociación u otras formas de solución, y en plena consonancia con el Derecho Internacional;
Conscientes también del catastrófico impacto global humanitario y a largo plazo del uso de las armas nucleares y otras armas de destrucción masiva, y de las discusiones en curso sobre este tema;

Declaramos:
1.      América Latina y el Caribe como Zona de Paz basada en el respeto de los principios y normas del Derecho Internacional, incluyendo los instrumentos internacionales de los que los Estados miembros son parte, y los Principios y Propósitos de la Carta de las Naciones Unidas;
2.      Nuestro compromiso permanente con la solución pacífica de controversias a fin de desterrar para siempre el uso y la amenaza del uso de la fuerza de nuestra región;
3.      El compromiso de los Estados de la región con el estricto cumplimiento de su obligación de no intervenir, directa o indirectamente,  en los asuntos internos de cualquier otro Estado y observar los principios de soberanía nacional, la igualdad de derechos y la libre determinación de los pueblos;
4.      El compromiso de los pueblos de América Latina y el Caribe de fomentar las relaciones de amistad y de cooperación entre sí y con otras naciones, independientemente de las diferencias existentes entre sus sistemas políticos, económicos y sociales o sus niveles de desarrollo; de practicar la tolerancia y convivir en paz como buenos vecinos;
5.      El compromiso de los Estados de la América Latina y el Caribe de respetar plenamente el derecho inalienable de todo Estado a elegir su sistema político, económico, social y cultural, como condición esencial para asegurar la convivencia pacífica entre las naciones;
6.      La promoción en la región de una cultura de paz basada, entre otros, en los principios de la Declaración sobre Cultura de Paz de las Naciones Unidas.
7.      El compromiso de los Estados de la región de guiarse por la presente Declaración en su comportamiento internacional;
8.      El compromiso de los Estados de la región de continuar promoviendo el desarme nuclear como objetivo prioritario y contribuir con el desarme general y completo, para propiciar el fortalecimiento de la confianza entre las naciones.
Instamos a todos los Estados miembros de la Comunidad Internacional a respetar plenamente esta Declaración en sus relaciones con los Estados miembros de la CELAC.




jueves, 23 de octubre de 2014

Opinión

En su mensaje sobre los cambios propuestos al Código Procesal Penal, la presidenta explicó que el mismo abrirá la posibilidad de que los ciudadanos extranjeros que sean pescados en un delito “in fraganti”, puedan ser expulsados del país con la prohibición de reingresar al mismo por 15 años.
No es menor la preocupación que nos provoca esta propuesta que, entendemos, constituye una concesión a los planteos que buscan enfrentar el problema de la seguridad con más represión, confrontando con los enfoques garantistas y favoreciendo la aplicación de mano dura en línea con lo expresado por el secretario de seguridad, Sergio Berni.
Son particularmente delicadas estas apreciaciones que siguen la idea de vincular delito con inmigración. Si bien, como recordó la presidenta, nuestro país tiene importantes antecedentes de apertura inmigratoria, no se pueden ocultar los también importantes antecedentes de xenofobia y persecución política que se han manifestado en nuestra historia, para esto solo basta recordar la tristemente célebre Ley de Residencia 4144.
Resulta imposible no imaginar que planteos y medidas como las propuestas no sean utilizados por la derecha para desarrollar todo tipo de discriminación y ataques contra distintas colectividades que habitan en nuestro país.

El movimiento popular debe levantar la guardia ante este peligro y enfrentarlo decididamente en forma unitaria.

jueves, 16 de octubre de 2014

Opinión

Desafíos de la coyuntura latinoamericana

Patricio Echegaray

En estos días debemos admitir que ni el sentimiento placentero y tranquilizador que nos transmite el extraordinario éxito de Evo Morales y sus compañeros de la revolución boliviana, batiendo a la oposición con algo más del 60% de los votos, debe tranquilizarnos por un momento frente al accidentado camino que nos deparan estos días finales de octubre, ante las evidentes dificultades que enfrenta Dilma Roussef en la segunda vuelta electoral,  y Tabaré Vázquez en su intento de retornar a posiciones de gobierno de la mano del Frente Amplio.
Estas dificultades visibles, que sin duda influirán sobre el proceso electoral argentino, presentan el interrogante de si podrán las fuerzas progresistas, que hasta ahora han asumido los gobiernos de esos países, continuar en el control de los mismos.
Las preocupaciones no surgen de “un estado de ánimo” sino de poderosos emergentes de la realidad.
En primer lugar el hecho incontrastable de que la región se encuentra en un proceso de dificultad económica que parece haber puesto fin a la llamada década virtuosa, que mal que le pese a nuestros gobernantes excesivamente dados a referir los éxitos sólo a los méritos de su gestión, contó con el llamado “viento de cola” que favoreció, por un lado, meritorias distribuciones del ingreso disimulando la perentoria necesidad de cambios estructurales que promuevan una verdadera distribución de riquezas que logren cambiar la correlación de fuerzas entre clases al interior de nuestros países, haciendo menos vulnerables estos procesos.
No quedan dudas que la refocalización hacia gastos sociales de parte de los beneficios del superávit en las cuentas corrientes, obtenidas en el comercio exterior del presente siglo, ha servido para expandir el mercado interno, bajar cuotas de pobreza e indigencia y modificar módicamente la educación, salud y vivienda disminuyendo sin duda la llamada deuda social. Pero esto no ha impedido que la “parte del león” haya ido a parar a manos del gran capital en gran parte imperialista y en menor medida de socios locales que han concentrado ingresos exportando capitales ganados en el país y no han mostrado un ápice de voluntad nacional desarrollista, como el gobierno esperaba de la tan mentada “burguesía nacional”.
Más allá de esto, este cuadro explica los éxitos electorales que permitieron reiteradas elecciones que han llevado a procesos gubernamentales de más de una década tanto en Venezuela, Argentina, Brasil y Uruguay.
Por eso es justo reconocer que se obtuvieron logros muy importantes en cada uno de los países en cuanto a inclusión social y ampliación de derechos. Economías empantanadas como la uruguaya se levantaron y casi florecieron;  Bolivia vivió un importante cambio de la mano de quien fuera estigmatizado como un “indio analfabeto” llegando a convertirse en el verdadero impulsor de un “milagro” económico dignificador para el pueblo boliviano.
Brasil incorporó al mercado casi la población de una argentina entera y, sin embargo constituye un desafío principal para la fuerza progresista analizar el carácter capitalista y fuertemente asistencialista de estas políticas que, al no haber emprendido cambios estructurales, pueden propiciar el retorno del neoliberalismo con serios desafíos para la época de cambios que vive el continente.
A esta altura, surge con naturalidad la pregunta sobre el porqué la falta de consolidación de procesos largos y con incontables elementos a defender.
Sin dudas, las inconsistencias de las hegemonías progresistas han sido tan evidentes que han impedido encarar serias medidas de corte anti neoliberal y mucho menos de tenor postcapitalista.
Así las cosas, agotado el proceso virtuoso del comercio internacional vuelve “la muela a doler” y a padecerse la inflación, la pérdida de empleo, el aumento de la pobreza y la  indigencia y el estancamiento cuando no disminución lisa y llana del PBI.
Las referencias a la inconsistencia del progresismo no nos son extrañas, Chacho Álvarez y Frente Grande mediante, esto no nos exime de analizar y asumir nuestras insuficiencias desde la izquierda para hacernos escuchar, aún con planteos que en términos generales son correctos y han marcado en cada momento las necesidades de profundización estructural del proceso enmarcando un programa que, en el caso del Partido Comunista han sido expuestos en numerosos momentos, entre los que se destacan los programas del Castelar I y II.
Un paso importante en el inventario de dificultades es la falta de construcción de fuerza con capacidad para sustentar estos procesos, cosa que es particularmente visible en Argentina y en otros países donde se dio la desestructuración de las fuerzas de sostén, como puede observarse en el PT y en el Frente Amplio.
No es un componente menor que el manejo discrecional del Estado ha aportado tendencias de corrupción que son aprovechadas y lo serán cada vez más por lo sectores de la oposición.
Pero el punto central de las dificultades radica en la voluntad del enemigo histórico del continente, el imperialismo norteamericano, que envuelto en una crisis civilizatoria procurará guerra y caos en el mundo y se empeña en hacer retroceder el proceso en América Latina.
Para ello emplea y aplica todo tipo de planes agresivos, desde  aquellas más o menos clásicas  como en Honduras, institucionales, como en Paraguay, guerras intestinas como en Colombia, procesos de desestabilización múltiple, como en Venezuela, incluido el magnicidio; fondos buitres en Argentina y campañas de desestabilización mediática en todos lados.  En suma una verdadera guerra de múltiples componentes, antes llamada de “baja intensidad” y ahora reciclada con el nombre de “guerra de 5ta. Generación”.
El factor que aún consigna el imperio en esta nueva etapa de conspiraciones electorales, es  la constatación de que, como decíamos, salvo algunas transformaciones más profundas realizadas sobre todo en Bolivia, los gobiernos en cuestión no han propiciado cambios que vayan más allá de la distribución de la renta, sin atacar la riqueza.
En rigor las burguesías locales no fueron perjudicadas por los gobiernos progresistas, todo lo contrario, es frecuente escuchar a la presidenta Cristina Fernández referirse a que la burguesía ha ganado “plata en pala”, y no miente. Un economista argentino ha dicho que Kirchner logró la cuadratura del círculo bajando el nivel de protesta con medidas progresistas, impulsando una era de prosperidad, al tiempo que logró fabulosas ganancias para la burguesía agraria e industrial.
Ahora, si no han perdido tanto o no han perdido nada, ¿por qué el imperio no cesa en su ofensiva?
Primero, tratan de vengar la derrota del neoliberalismo y sus partidos insignia de los 90.
Segundo, vienen por las riquezas energéticas, minerales, acuíferas y de biodiversidad del continente.
Tercero, son consientes que de el proceso de integración de América Latina pueden surgir alternativas post-capitalistas y esto sería mortal para la crisis mundial en que está sumergido.
Cuarto, y diríamos fundamental, no pueden aceptar la derrota que significó el No al ALCA en el 2005.
Desde fines de los 90, el imperialismo y las clases dominantes de buena parte de la región  se adecuaron a los cambios de gobiernos, pero no resignaron el poder y hoy tratan de recuperar los mismos para sus representantes impulsando por cualquier medio la llamada “restauración conservadora”. Buscan hacerlo preferentemente a través de vías electorales, pero también aplicando, si es necesario, la llamada resolución 180 del pentágono que no descarta cualquier forma de subvertir el orden, incluso apelando a agresiones militares contra gobiernos o adversarios.
Es un hecho que la influencia de las muertes de Hugo Chávez y Néstor Kirchner nos debilitó en la región y resultó un duro golpe para los procesos más avanzados. Pero lo que se ha logrado en estos años es muy importante y debe ser la base sobre la cual los pueblos latinoamericanos se afirmen para defender lo realizado y avanzar.

Hoy, los pueblos latinoamericanos viven el momento más importante desde la revolución cubana y estoy seguro sabrán defenderlo también en las urnas.